lunes, 17 de agosto de 2009

Payasos pornograficos en la fista del gobierno del Dia del Niño

Repudio generalizado por la presencia de payasos pornógrafos en la fiesta del gobierno por el Día del Niño

 
E-mail Imprimir PDF

Elocuente imagen: el número de los globos fue una sucesión de vulgaridades.

Las actividades organizadas el domingo en la Plaza España por el gobierno de todos los chaqueños para celebrar el Día del Niño, terminaron convirtiéndose en un vergonzoso espectáculo que dejó consternadas a miles de familias, a raíz del accionar repugnante de payasos depravados que arruinaron esa fiesta popular.

"Yo nunca vi algo así. Creo que para esas cosas hay otros lugares, no una plaza llena de educandos", dijo Rogelia Benítez Pascua, directora de un colegio primario del Gran Resistencia, que concurrió a la plaza en compañía de sus tres hijos.

La situación comenzó a generarse pasadas las 15, cuando el espectáculo ya llevaba un rato de iniciado y los animadores dieron paso a algunos sorteos y luego a la actuación de los payasos contratados para la ocasión por Lotería Chaqueña.

El primer indicio de que algo no andaba bien se dio cuando los clowns hicieron el clásico juego de saludar en primer lugar a todos los varones presentes, y luego a las niñas, instándolos a competir por ver cuál de los dos grupos hacía sonar más fuerte su "buenas tardes". Como el griterío femenino fue notoriamente más alto que el de los nenes, uno de los payasos no dudó en reprochar a los chicos "que se dejaran ganar como unos reverendos pelotudos".

El gag, de hecho, sólo despertó algunas risas entre los chicos más reos de la plaza, pero generó un rotundo silencio en el resto, y sobre todo entre los adultos.

Peor fue todavía lo que llegó con el turno de los chistes. Luego de un par de bromas viejas sobre animalitos, los cómicos iniciaron unos 80 minutos de cuentos verdes con todo tipo de historias bizarras. El arranque ya fue todo un aviso, cuando uno de los payasos dijo: "Ahora les voy a contar la historia del loro calentón y la viuda sola".

Tampoco se salvó el conocido sketch en el que los yosapas inician un diálogo repleto de malentendidos y terminan cacheteándose ruidosamente. "Me pegaste en serio, la concha de tu hermana", "A tu mujer le están haciendo llorar chorritos de lágrimas" y "No sé para qué te pintás si igual parecés un flor de boludo" fueron sólo algunas de las lamentables expresiones escuchadas,.

No estuvo ausente el penoso chiste de señalar con el dedo hacia cualquier lado para decir "Mirá, allá viene Pirulo", generando la ingenua y letal pregunta del otro payaso dirigida a conocer "¿Cuál Pirulo?", con el agravante de que en este caso decenas de chicos y vendedores de panchos se acoplaron para decir a coro el remate de la cruel y grosera broma.

La falta de funcionarios de primera línea hizo que las escasas autoridades presentes dudaran sobre si detener el show o permitir que continuara, mientras el silencio cubría a la multitud y algunas madres tapaban desesperadas los oídos de sus vástagos.

Fue entonces que se pasó al capítulo de armar figuras con globos. En un primer momento parecía que la tormenta había pasado, ya que los coloridos personajes que ocupaban el escenario armaron jirafas, perros salchicha y elefantes, pero en diez minutos los motivos cambiaron radicalmente. Así, fueron exhibiéndose, tras ágiles movimientos de manos, a los longilíneos globos convertidos en -según lo que los mismos payasos anunciaban- "los dos foxterriers abotonaditos", "la festichola de Blancanieves" y "la cacatúa onanista".

En ese momento llegó el gobernador de todos los chaqueños, Jorge Hilton Capitanich, quien comenzó a hacer uso de la palabra, intentando transmitir, en lenguaje infantil, la grave crisis financiera provincial. Los padres, a los 15 minutos, comenzaron a reclamar a viva voz que volvieran los payasos.

No hay comentarios: