jueves, 8 de octubre de 2009

Delitos sexuales - por el perito bioquimico Oscar Angel Crespo

PRESENTACION de OSCAR ANGEL CRESPO
DE LA JORNADA DE CAPACITACION PARA MAGISTRADOS:


Bioq. OSCAR ANGEL CRESPO


PERITO BIOQUÍMICO – ACORDADA SUPREMA CORTE DE JUSTICIA
ESPECIALISTA EN GENÉTICA - BIOTECNOLOGÍAS



El delito sexual en nuestro medio, automáticamente se asocia al término impunidad.
Son numerosas las dificultades con las cuales se enfrenta la investigación del delito sexual.
La misma naturaleza de este delito, hace que su indagación sea un procedimiento difícil.
Se pueden promulgar leyes más adecuadas a la realidad social.
El Sistema Judicial es posible de ser perfeccionado.




La retractación es otro de los inconvenientes presentes, sobre todo en caso de víctimas menores de 10 años, cuyo agresor es el padre, padrastro o un familiar. Ocurre porque la importancia del actor del delito dentro de rol familiar, es significativa.
Esta situación debe manejarse con mucha sabiduría por parte de Juez, ya que por ser un delito que atenta los derechos fundamentales de las personas, no debe aceptarse tal retractación, sobretodo tratándose de menores de edad.




ANALISIS DE ADN
INFORME PERICIAL

  •   El informe pericial debe ser lo más claro e informativo posible, para evitar los problemas de comunicación entre profesionales del área de la salud y los abogados, porque no debemos dejar de considerar que profesionalmente manejamos idiomas diferentes. 


  • Debemos entender que es tan importante una correcta interpretación por parte del perito del análisis de ADN como una correcta comunicación de los resultados al Juez.

Los planteos sobre su utilización se pueden resumir en tres grupos:
 
Voluntariedad u obligatoriedad al sometimiento de las pruebas.









    • Archivo de resultados y creación de bancos genéticos.





  • Fiabilidad de los analisis







  • Actualmente podemos afirmar que la prueba del ADN está consolidada científicamente y su valor ante los tribunales no deja lugar a dudas.


    Quedan aún por resolver cuestiones éticas y legales derivadas de la aplicación de esta técnica.

     
    OBJETIVOS DEL ESTUDIO DE ADN:

    Obtener evidencias que demuestren la comisión del hecho delictivo, bien sea un acceso carnal (penetración del miembro viril por vagina, ano u oral) o un acto sexual diferente al acceso propiamente dicho.





    • Obtener evidencias que permitan tipificar la modalidad del hecho.







    • La conducta violenta, abusiva o de engaño que utiliza el actor debe ser aclarada indispensablemente, para que el Juez pueda tipificar con precisión, el delito, dentro de la normatividad penal.


  • Demostrar la presencia de circunstancias de agravación punitiva, es un elemento útil para la dosificación de la pena, como cuando hay autoría múltiple del delito, o el delincuente tiene una posición de autoridad frente a la víctima, o agravada por el vínculo, o cuando esta queda en embarazo, o contrae una enfermedad venérea o se trata de una menor de edad.







  •   Recolección de evidencias físicas que permitan orientar y aclarar la infracción.
    Estas evidencias se obtienen en el lugar del hecho, en la ropa de la persona vulnerada y sobre su cuerpo.
    En este punto los expertos en medicina forense prestan gran auxilio, cuando encuentran semen, pelos púvicos, sangre u otros fluidos orgánicos provenientes del victimario.







  •  
    Lamentablemente este tipo de muestras son muy lábiles al medio ambiente y sufren rápido deterioro si no se recolectan adecuada y oportunamente.
    No es raro que el profesional legista observa al examen de la víctima, tierra, pasto o residuos del lugar que puedan ser cotejados con las muestras levantadas en la inspección del sitio del hecho y se constituyen en pruebas técnicas de alto valor procesal.









  •  
    El Funcionario de conocimiento y su equipo, o el Técnico Forense no deben olvidar recoger las prendas íntimas que portaba la víctima. Su examen permite verificar la presencia de semen, sangre o vellos púvicos.
    Lamentablemente en algunas ocasiones son los vulnerados quienes insisten en que se reciba la prenda, ante la indiferencia de quien escucha la denuncia.








  •  
    En la actualidad, de cada 8 exámenes sexológicos, 5 se realizan en menores de 14 años.
    El adulto utiliza el menor para efectuar maniobras de masturbación, roce de genitales y caricias sexuales que en la mayoría de los niños no deja huella externa, detectable a examen físico.
    Sin embargo, el daño psíquico es inmensurable.
    Lograr detectar evidencias en estos casos es difícil, pues no se observa la desfloración u otras lesiones genitales propias del acceso carnal en menores. El dictamen pericial informa hallazgos normales.
    Es vital investigar en un frotis tomado del cuerpo, de la piel del periné, la vulva, el pubis o los muslos, la presencia de semen.





      
    El Juez o funcionario que conoce el caso debe proceder rápidamente a enviar al menor a examen; pues los espermatozoides en estos sitios son muy frágiles, se desprenden con el roce de la ropa y si no se toma muy pronto la muestra, los resultados serán negativos, perdiendo así el único recurso de alta confiabilidad, como lo sería la presencia de semen en el cuerpo de la pequeña víctima.

    En estos casos es difícil confiar en la prueba testimonial, pues en el 80% de las veces el agente activo es el padre biológico del menor, el padrastro, o un familiar muy cercano que tiene gran influencia sobre el niño, y en posibles testigos (madre y hermanos) a quienes presiona para desviar la investigación.



     

    Más graves aún son los casos “silenciosos” donde con complicidad de la madre los niños son utilizados sexualmente y de manera crónica por los adultos.
     Lamentablemente en nuestro medio el abuso sexual al menor es una modalidad común de maltrato infantil, ante el cual la sociedad carece de elementos de lucha, protección y prevención adecuadas.
     
    RESPONSABLES DEL PERITAJE FORENSE:
    El responsable del examen clínico forense de la víctima es el Médico Legista.
    El responsable de los estudios toxicológicos, bioquímicos y de genética del ADN es el Perito Bioquímico.
    La búsqueda, toma y correcta conservación de las muestras biológicas será realizada en forma preferencial por el Médico Legista, por el Perito Bioquímico y/o por el Técnico Forense debidamente entrenado.




     
    Del Examen pericial
    El Médico, Bioquímico o Técnico Forense debe estar siempre acompañado de un personal administrativo que en el caso de una víctima niño/niña o mujer, debe ser femenino, la cual deberá ser consignada en el Informe Pericial.
    Se debe preparar a la (el) usuaria (o) considerando su situación emocional: temores, inquietudes, pudor, etc., con respecto al examen.
    Una actitud abierta y comprensiva, de respeto a la dignidad por parte del examinador, facilitará la evaluación.



    Durante el examen se debe exponer solamente la parte a ser examinada.
    Deberá realizarse en el menor tiempo posible, pero ser minucioso, procurando no tener que repetirlo, para evitar la revictimización.
    Durante la realización del examen se recomienda hablar con (el) la examinada (o) sobre aspectos neutros de su vida social, con el fin de distraerla creando un ambiente propicio que minimice la incomodidad generada por el examen.


    CONSENTIMIENTO INFORMADO
    Toda persona que será sometida a un procedimiento médico, debe de estar informada acerca del mismo.
    La aplicación del formulario de consentimiento informado es de carácter obligatorio.
    Esta información se debe realizar con la debida privacidad, necesaria para tal fin.
    Debe ser directo, breve y de lenguaje simple. No debe contener palabras abreviadas, ni terminología científica.
    En el caso de menores, responden padres, tutores o sus representantes legales.



    1. Nombres y Apellidos del evaluado (a) y del Médico o Bioquímico que informa.
    2. Descripción del procedimiento a realizar, especificando en qué consiste
    y como se llevará a cabo.
    3. Expresar la importancia de la realización del examen como parte
    esencial dentro de la investigación, resolviendo cualquier inquietud que
    pueda tener y las consecuencias de la negación a realizarlo.
    4. Autorización para obtener muestras biológicas o físicas, fotografías,
    videos o registros gráficos antes, durante y después del examen físico.
    5. Autorización para permitir la presencia de otras personas con fines testimoniales o de capacitación.
    6. Fecha, sello, firma de la evaluada, testigos y del profesional responsable
    El médico examinador debe hacer firmar este documento antes de realizar las evaluaciones.

    Es el médico examinador y no otro quien debe explicar al paciente y familiares sobre los diferentes tópicos antes indicados.



    Si acepta ser evaluada, preferentemente se tomará su impresión dactilar:
    a) Si es menor de edad se tomarán impresiones decadactilares.
    b) Si es mayor de edad, se tomarán la impresión del índice derecho y en su ausencia, del lado izquierdo.
        En los casos de menores de edad, también se tomará la impresión dactilar del familiar o representante legal que la (lo) acompaña en el formato de consentimiento informado



        Cuando la persona se niegue a ser evaluada, se solicitará que lo consigne por escrito en el formulario, donde además colocará su impresión dactilar y finalmente se dejará constancia en el Certificado Médico Legal respectivo.

       
        Es función del Juez efectuar un cuestionario congruente y completo cuyas preguntas satisfagan los objetivos generales y específicos que se han mencionado, en el primer oficio petitorio que dirige al médico legista.

       
    A manera de resumen enunciamos las preguntas básicas e indispensables:
    ¿Cuál es la identidad, edad y sexo de la victima?
    ¿Hay señales de violencia o signos de lesión física?
    ¿En qué estado se encuentran los órganos genitales?
    ¿Hay semen en la región genital, paragenital, anal y/o cavidad oral de la victima?
    ¿Hay semen en otra distribución corporal de la víctima?
    ¿Hay existencia en el cuerpo y/o uñas de la víctima, de piel o pelos que puedan atribuirse al victimario?
    ¿En las ropas de vestir y/o en las prendas íntimas de la víctima, hay restos de semen o pelos del victimario?
    ¿Hay signos clínicos que permitan comprobar la presencia de embriaguez o de consumo de psicitoxicos?
    ¿Hay trastorno mental y/o físico que permita considerar que la persona examinada estuvo en estado de indefensión?
    ¿Estaba la víctima previamente embarazada, o hay un embarazo que es producto de la violación?
    ¿Padece la victima alguna enfermedad venérea previa o posterior al hecho?
    ¿El hecho que se investiga generó secuelas psicológicas-psiquiátricas?
         Si todas estas preguntas se efectúan, seguramente el juez tendrá información satisfactoria y obviará la solicitud posterior de aclaración y ampliación del dictamen.


    TOMA DE MUESTRAS BIOLÓGICAS


    Procurar por todos los medios, realizar la toma de las muestras antes que la víctima se higienice evitando que se duche o lave ya que se pierden así el material biológico de prueba.


    Tomar la muestra de semen, restos de piel, elementos pilosos, orina y sangre lo más pronto posible preferentemente inmediatamente después de que sucedió el hecho o en toda caso, antes de las 72 Hs..
    Cuando el investigador requiere la toma de la muestra forense para un análisis bioquímico en un lugar que no sea en el cuarto de toma de muestras de la Sección de Bioquímica Forense, debe solicitarlo a los profesionales competentes inmediatamente después del hecho, preservando las muestras y prendas en refrigeración, y enviarlas directamente a la Sección de Bioquímica Forense lo más pronto posible.




    Los niños/niñas siempre deben encontrarse acompañados por sus padres o representantes legales durante la toma de muestras, además de personal femenino de contención.
    El lugar que se destina para la toma de muestras de niños/niñas cuente con un ambiente agradable y acondicionado para ellos/ellas. Igualmente el lugar debe estar acondicionado para darle un servicio a personas en condición de discapacidad.
    Cuando la víctima sea una persona adolescente y sea necesario tomar muestras para análisis en las Secciones de Toxicología o Bioquímica es recomendable que mientras los profesionales de estas secciones realicen preguntas que no se encuentren incluidas en la denuncia y sean muy personales, se encuentren esperando afuera de la Sala de toma de muestras los padres o representantes legales de la víctima siempre y cuando ellos estén de acuerdo, para evitar que la víctima se cohíba.
    Todas las personas que realicen los registros gráficos (fotografía-video-audio)deben estar capacitadas, sensibilizadas y seguir los procedimientos establecidos para tomar esos registros.
    Estos registros deben ser realizados por el Técnico Forense.
    Facilitarle a la víctima prendas en los casos en que sea necesario recolectar como indicio las que porta.
    Permitir que las víctimas hagan las preguntas que crean pertinentes y que requieran para comprender la situación.
    Responder a cualquier duda o inquietud que tenga la víctima.


    DICTAMEN SEXOLÓGICO
    Se desarrolla en 4 pasos consecutivos:
    "1. Interrogatorio a la víctima: Consta de un cuidadoso cuestionario dirigido a obtener información concreta sobre aquellos aspectos que interesan al perito y le permiten perfeccionar el examen y además conocer datos circunstanciales de tiempo, lugar, modo, etc.
    2. Inspección: Es necesario, antes de entrar de lleno a realizar el examen físico, una cuidadosa observación del cuerpo de la víctima, con el objeto de detectar la presencia de evidencias (vellos púbicos adultos adheridos al periné de una niña, semen en el pubis, etc.), de lesiones y otros detalles que sean considerados importantes.
     3. Recolección de muestras: Cuando se detecta la evidencia en el cuerpo del vulnerado, por ejemplo: tierra o pasto en el pliegue intergluteo, se procede a recogerlo para enviarlo al respectivo laboratorio. Cuando se trata de menores, es indispensable tomar los frotis limpiando la piel de la región genital y paragenital, antes de tocar, para examinar, pues la manipulación que realiza el médico, puede “limpiar” la superficie y negativizar la muestra. Este frotis se hace con un poco de algodón humedecido en solución salina, con el que se limpia la superficie elegida.
    4. Exploración física: el paciente en posición ginecológica tradicional es examinado detalladamente, para informar al juez sobre aquellos puntos que preguntó en el cuestionario.
     


        SEXUALES Y GINECO-OBSTÉTRICOS:
         Además de los ginecológicos, preguntar sobre los antecedentes sexuales previos al hecho que se investiga, haciendo énfasis en las últimas 48 horas, el tipo de actividad sexual realizada y el o los compañeros sexuales, de tal manera que cualquier hallazgo en cavidad oral, anal o vaginal pueda ser correlacionado o no con tal actividad voluntaria. Explorar si hay antecedentes que permitan establecer o sospechar la existencia previa de enfermedades de infección sexual en la víctima y si ha recibido tratamiento o no.
         No solo es importante establecer la presencia de la enfermedad, sino comprobar que fue contaminada en la relación sexual que se investiga.
         El primer examen de la víctima que reporta datos negativos de enfermedad venérea es útil, pues esto demuestra que es producto del delito.


         EMBARAZO.
         Por ser una circunstancia que aumenta la punibilidad, debe ser establecida plenamente. Por ser un estado que dura nueve meses, dispone de todo ese tiempo para diagnosticarlo, pero no es así; en la primera visita que la examinada hace al médico forense, se debe diagnosticar la presencia o ausencia de embarazo. Es de inmenso valor comprobar que al momento del examen (algunas horas después de los hechos), la mujer no presenta síntomas o signos de embarazo, pues de esta forma se establece con claridad la relación de causalidad entre la violación y el embarazo. Si el médico logra detectar que la víctima se encuentra en estado de gestación, fácilmente se descarta la posibilidad de que sea producto del ilícito, pues los signos de embarazo no se manifiestan en tan poco tiempo.
         Es conveniente repetir este examen, 6 semanas después, para definir con certeza el diagnostico.


        La actividad sexual que se realiza sobre una persona a quien se ha puesto en estado de inconsciencia o de déficit psíquico, que no le permita comprender la acción, es un agravante de la violación.
    El método más utilizado en nuestro medio para lograr este objetivo, es el uso de productos depresores del sistema nervioso.
    Aquí radica la importancia de la práctica de un cuidadoso examen. Esta evaluación se acompaña de la toma de muestras de sangre y orina para tratar de demostrar la presencia de los fármacos mencionados.


       EXAMEN PSIQUIÁTRICO.
    Tiene dos objetivos: Establecer la presencia de un trastorno mental primario, o sea, previo al hecho delictivo.


    El otro objetivo importantísimo de esta valoración, "es el de detectar en la víctima un trastorno mental originado por el delito. Sería una típica secuela de perturbación funcional que puede ser transitoria o permanente, dependiendo de la gravedad traumática del hecho".
    El delito sexual con frecuencia no ocasiona grandes daños físicos, pues un himen desgarrado cicatriza prontamente y la huella física puede ser despreciable; aunque el daño psíquico puede ser grave, es menospreciado con frecuencia.
    La calidad del trastorno psíquico, que no se ve a simple vista, hace que en muchas ocasiones, simplemente se “olvide” investigar la presencia de secuelas psíquicas.



     
         Elaboración del dictamen pericial

    Los dictámenes periciales deben hacerse de la manera más clara posible, incluyendo información adicional que facilite la comprensión de las conclusiones por la Autoridad Judicial.
    Cualquier duda que tenga la Autoridad Judicial con respecto al dictamen pericial, debe aclararla preguntando directamente a los profesionales que lo realizaron.



        Citación a juicio de profesionales de ciencias forenses 

    • Cuando se cita al Perito por la Autoridad Judicial debe incluir en la citación del juicio una explicación del motivo de comparecencia (sobre cual tema), para que los peritos sepan que es lo que necesitan de ellos.
    Las partes del juicio deben conocer bien las funciones del Departamento Forense. Conocer bien el caso y tener claro las cuestiones que puede aclarar el perito.
    La información que brinde el perito debe ser en un lenguaje comprensible, que le permita al Tribunal y a las partes utilizar la información.
    En especial el perito forense debe explicar de dónde provienen sus conclusiones, y categóricamente señalar en qué pruebas, técnicas o hechos las fundamenta.
       




    --
    Voluntarios Alerta Vida Ong
    voluntariosalertavidaong@gmail.com
    http://infanciaprimero.blogspot.com/
    http://alertavidaong.blogspot.com/
    http://sap-no.blogspot.com/
    www.alertavidaong.es.tl

    No hay comentarios: