domingo, 8 de mayo de 2011

Los seres humanos no son bienes


Los seres humanos no son bienes de consumo



Tomando consideración la información que se cruza a través de todos los organismos gubernamentales y no gubernamentales que las  luchas contra el flagelo de la trata en todos los continentes hemos notado que es mucho más importante la prevención del delito que la persecución del delito.  Porque cuando nos encontramos en la persecución del delito ya hay víctimas y todo luego depende de los organismos que tienen que impartir la justicia pertinente. 

En tanto sociedad que va madurando debemos tener conciencia todos que la única forma de que los seres humanos dejen de ser consumidos como objetos es que necesario que desaparezca el cliente, consumidor, tratante, secuestrador. Para que desaparezca el cliente, secuestrador, tratante, consumidor tiene que haber una clara conciencia a cerca de los delitos cometidos. Muchas veces el corruptor común no es consciente de que esta corrompiendo porque se encuentra avalado por una sociedad machista y patriarcal que acepta con buenos ojos que el hombre por el solo hecho de ser hombre tiene dignidades sobre la vida e integridad de las mujeres y de los niños.

Con esto queremos dejar claro que son los mismos padres los que muchas veces inducen a sus hijos a entrar dentro del sistema del mercado de consumo de personas. El mercado de consumo de personas no solo favorece a la trata, al secuestro y a la esclavitud, sino que le quita el sagrado valor de la libertad de las personas. Por lo cual cualquier joven que es inducido por su padre, por su tío, a entrar en el circulo de consumo de seres humanos lamentablemente se convierte en un prostituyente aun desconociendo el daño que esta cometiendo. 

Es decir, en simples palabras, un adolescente que es inducido por su familia a consumir personas para demostrar cuan macho es a la familia pierde el respeto hacia la mujer como ser humano y empieza a tomarla como objeto. Esta situación es muy difícil de revertir sobre todo cuando es un mandato familiar que indica que se es macho en cuanto mas mujeres se consume. 

Mas allá de esto se agrava el problema cuando los medios de comunicación que tienen que ser responsables de la formación de las personas, ya que son institución de base quizás hoy en día con mas autoridad muchas veces que la misma familia, tienen que responsabilizarse de los mensajes emitidos que dan a través de sus canales a los receptores. 

Programas de televisión, a veces muy exitosos desvalorizan la imagen femenina cosificandola como un valor de cambio y no teniéndola en cuenta como persona. Estos agravios que son agravios a la sociedad en su conjunto (ya que destruyen bases sensibles de la sociedad) deberían ser modificados por el bien común de todos ya que aun aquellos que los ejecutan tienen hijas, mujeres, madres y niños en su familia a los cuales no les gustaría encontrar en situaciones de desvalorización que muchas veces se escuchan, se leen y se ven a través de los diferentes medios de comunicación. 

Desde 1950 a la fecha la televisión ha avanzado por delante del resto de las instituciones tomándola punta como primer ente de sociabilizacion, ya que en cualquier familia no importando el nivel social llegan los mensajes que de ellas se emiten, y esto marca la pauta del poder para bien o para mal del mensaje que tiene que ser transmitido a través de un medio que forma ciudadanos y que no es meramente un entretenimiento. 

Mucha gente dice en defensa de situaciones a veces poco defendibles que la televisión es solo un entretenimiento, lejos de ello, sabemos muy bien que los niños repiten todo aquello que ven en televisión y he aquí el problema a resolver.

Si tenemos medios que no respetan a los individuos como tales vamos a encontrarnos con personas que no van a respetar a las personas. El riesgo esta a la vista. No queremos decir que son solo los medios de comunicación los únicos responsables del consumo de personas pero si queremos alertar de que no hay que dar mensajes que favorezcan el consumo de personas a través de los medios de comunicación. 

Vivimos en una sociedad que es una sociedad de consumo que esta en crisis, con gente que se ha dedicado a negocios mafiosos en todos los países y que pierden negocios para realizar en el medio de esta crisis económica internacional. La única forma de proteger a las personas es sostener la moral de ellas a través de evitar el daño que pueden provocar los perversos con sus negocios favorecidos por la crisis. 

Simplificando la cuestión, todo hombre que consume prostitucion esta avalando a veces sin saberlo un secuestro, la corrupción de una persona y ningún cliente pregunta si esa persona  que esta consumiendo esta allí por voluntad propia o esta bajo situación de secuestro o si es menor de edad. 

La sociedad de consumo muchas veces conlleva el mensaje de que se es feliz a través de la adquisición de bienes y servicios. Estos bienes y servicios a medida que la persona va a ascendiendo en la escala de poder y de consumo se van transformando y no se agotan en las necesidades primarias o comunes. Por esto vemos que gente con dinero, poder, estudios, nivel adquisitivo alto, capacidad para viajar, se encuentra enfrascada en situaciones lamentables como corrupción de menores, como se lo ha visto en los últimos días al Premier Italiano Silvio Berlusconi. 

La situación de Berlusconi pone a las claras que el capitalismo cuando es salvaje no ve cual es el producto de consumo y no le importa y en este capitalismo salvaje en el que nos vemos envueltos esta la explotación infantil, la explotación de las mujeres a través de la prostitucion y la sumisión de la mujer como sujeto inferior al hombre ya que todos los estudios indican que son los hombres aquellos que manejan el 80% de la riqueza del mundo. 

Entonces los sujetos a redimir del consumo de personas son esencialmente el genero masculino por ser víctimas de un sistema que los lleva a tener que demostrar que son machos y que su forma de demostrar que son machos victimiza a la mujer y muchas veces a los niños también. 

Son generalmente los grupos mas recalcitrantes del sistema machista aquellos que ven con ojos suaves y no acusadores a los que lastiman a los niños porque es parte del juego del poder y del tener. 

Tenemos que proponernos que las mujeres les enseñen a sus hijos que no tienen que consumir personas y que los padres que ya han sido corruptos por ese sistema de consumo de seres humanos comprendan que es avalar delitos como la corrupción, el secuestro, la esclavitud, la trata, la pedofilia. Ya que nadie garantiza nunca en que situación se encuentra el ser humano que es consumido y que un ser humano nunca puede ser un bien de consumo para ser adquirido, rentado, locado o explotado temporal o permanentemente.

Lo que la sociedad tiene que comprender en si mismo es que los seres humanos no son bienes muebles a los cuales se puede acceder a través del pago de una renta o de una compra y si todos hacemos un análisis no acusatorio sino socrático veremos que en algún punto alguien cercano quizás querido esta en el sistema.

Es el momento de despertar y de hablar de esto. La persona que esta siendo consumida sea un niño o una mujer de un grupo vulnerable no puede muchas veces reconocer su vulnerabilidad y tiene tan aprendido como el mismo victimario que tiene que ser víctima porque ese es su destino.

Entonces es donde no solo el estado sino la sociedad como civilización de avanzada tiene que proteger a la víctima aun cuando la víctima todavía no haya madurado la situación de que es víctima y aun cuando niegue ese status quo. El hombre hace diez mil años estaba en las cavernas, era el cazador y era el proveedor del hogar. A partir de la revolución feminista posterior a la segunda guerra mundial, la mujer logro demostrar que podía ejecutar roles solo esperados en el hombre. 

Hace un siglo las mujeres no votaban, hace un siglo los niños no opinaban, hoy los niños son sujetos de derechos, hemos avanzado mucho en este ultimo tiempo de la historia, se ha avanzado mas en estos últimos cien años que en miles de años anteriores. Es por esto que antropológicamente el ser humano muchas veces responde con situaciones arcaicas o aceptadas en otras épocas. 

Para no tener que perseguir a los consumidores, para no tener que buscar a los tratantes hay que romper con la cadena del consumo, hay que lograr hacer entender que somos todos seres humanos con igualdad de derechos  y que nadie tiene derecho verdadero ni legal ni legitimo para alquilar o comprar un ser humano no importando el dinero que de por medio se encuentre. 

Si este mensaje es comprendido habremos roto el circulo del abuso de poder del que que mas tiene abusa o lastima al que menos tiene. Es difícil en una sociedad donde todas las propagandas a través de todos los medios inducen al consumo permanente indicando que la única como única verdad a llegar a un punto de felicidad en la vida es solo a través del consumo como fuere. El consumo exacerbado lleva en su punto mas oscuro el consumo de las personas. 

El meta mensaje de "consumí, consumí, consumí"  convierte a las personas en esclavas de sus propias pulsiones y les impide realizarse a ellas mismas como sujetos sino que se ven simplemente también como consumidores. 

El eslogan de muchas películas americanas donde siempre escuchamos que el que tiene derechos es el que paga los impuestos nos esta marcando que equivocada esta la sociedad ya que todo sujeto tiene derechos pague impuestos o no. Y también marca el grado de enfermedad de la sociedad en este momento donde la gente cree que vale por lo que tiene o puede comprar. 

En este punto vemos una doble victimizacion, peor victima es obviamente la persona que es consumida pero no deja de ser victima la persona que es obligada por el sistema a ser consumidora. Se observa que hombres con buenas intenciones son corrompidos por una sociedad que los obliga a tener conductas machistas donde el respeto al mas debil no es bien visto ni considerado por lo cual hay que pagar el paradigma. 

Nos encontramos frente a una sociedad cuya sanacion  se encuentra en que los congéneres respeten a los congéneres sin importarles el status social, la edad o el sexo, la especie humana es una de las pocas que se daña a si misma. Ya es hora de que dejemos de ser hámsters y nos comamos la cabeza los unos a los otros porque en las sociedades caníbales nadie esta libre de ser víctima. Por esta misma razón dile a toda persona que conozcas que no consuma a un ser humano nunca por mas que se lo ofrezcan.

 Lic. María Raquel Holway Ramos Mejía (Rachel Holway)
Presidente de Alerta Vida ONG
DNI 17.622.158
Argentina

--
Voluntarios Alerta Vida Ong
voluntariosalertavidaong@gmail.com
http://infanciaprimero.blogspot.com
http://alertavidaong.blogspot.com
http://sap-no.blogspot.com
www.alertavidaong.es.tl



--
Publicado por ALERTA VIDA ONG para LOS NIÑOS PRIMERO YA! el 5/05/2011 12:45:00 PM



--
Lic. Maria Raquel Holway Ramos Mejia
Rachel Holway
Celular Claro 1558721823 y 1558958905
Buenos Aires Argentina
http://www.aiven.org/profile/MariaRaquelHolwayRamosMejia ( Amnistia)
www.alertavidaong.es.tl
http://sap-no.blogspot.com
http://infanciaprimero.blogspot.com
http://alertavidaong.blogspot.com
msn: rachelholway@hotmail.com
msn: rachelholway@yahoo.com
ICQ 73919680
Skype rachel.holway

No hay comentarios: