lunes, 7 de mayo de 2018

El niñero de la CIA, por David Mc Gowan (Sobre Richard Gardner )

PEDOPHOCRACY

Parte VI 

David McGowan

El Parvulario de la CIA

(Sobre Richard Gardner)
   

"Las niñas pequeñas tienen que aprender que sus padres están fuera de los límites cuando deviene la satisfacción de sentimientos sexuales" 
Dr. Richard Gardner, otro miembro vocal de la Fundación Síndrome de Falsa Memoria, explicando cómo los niños son culpables de su propia agresión 
(The Toronto Star, 4 de febrero de 1996)  
Richard Gardner
Unos años más tarde de la condena de Frank Fuster, otro caso de explotación infantil emergió levemente en el estado de Florida. El 7 de febrero de 1987, no mucho tiempo antes que las operaciones de Larry King y Craig Spence fueran expuestas, el Washington Post publicó una interesante historia que, en el momento, no parecía tener una particular importancia nacional. El artículo involucró un caso de posible secuestro y abuso infantil y decía en parte como sigue:
Las Autoridades que están investigando el supuesto abuso de seis niños encontrados con dos hombres en un parque de Tallahassee, Florida., descubrieron ayer un material en el área de Washington que dicen, apunta a una comunidad del estilo de los año sesenta llamada 'The Finders' [Los descubridores ], descrita en un documento judicial como un 'culto' que según se afirma, llevaba a cabos 'lavados de cerebro' y usaba a niños 'en rituales'.
La Policía de W.D.C. que investigó una bodega al Noreste de Washington unió a este grupo una grandes bolsas de plástico llenas con diapositivas en colores, fotografías y papel fotográfico. Algunas fotografías visible a través de una de las bolsas requisadas de la bodega, en el 1307 Fourth St. NE eran de niños en fotografías tamaño billetera, similares a las fotografías de escuelas y algunas eran de niños desnudos. 
  
Fuentes policiales de W.D.C. dijeron que algunos de los artículos requisados ayer, mostraban fotos de niños comprometidos en lo que parecía ser 'rituales de culto'. Oficiales del Servicio de Aduanas norteamericano, llamados para ayudar en la investigación, dijeron que el material requisado ayer incluye fotografías que muestran a niños involucrados en ceremonias de desangramiento de animales y una fotografía de un niño encadenado. 
  
Funcionarios de aduanas dijeron ellos estaban buscando si se estaba llevando a cabo un funcionamiento de pornografía infantil... Sus conexiones con el área de W.D.C. han llevado las autoridades a una investigación de largo alcance que incluye a The Finders - un grupo de aproximadamente 40 personas que los documentos judiciales afirman, es dirigida por un hombre llamado Marion Pettie - y sus diversos locales, incluyendo el departamento doble en Glover Park, la bodega al noreste de Washington y una granja de 36,5 hectáreas en el rural Madison County, Va.
Los niños, sólo identificados en un documento judicial por el primer nombre de Abeja, John, Franklin, Abejita, Max y Mary, fueron descritos como encontrarse 'sucios, desaliñados, hambrientos, perturbados y agitados'. Ellos habían estado viviendo en la parte trasera de la camioneta durante algún tiempo, decía el documento. Ayer, el portavoz de la Policía, Hunt, dijo que uno de los niños, una muchacha de 6 años 'mostraba señales de abuso sexual'… 
  
Cinco de los niños no se comunicaban, según policía, y ninguno parecía reconocer los objetos como máquinas de escribir y grapadoras. Sin embargo, la mayor pudo darles un poco de información a los investigadores. Ella dijo que los dos hombres 'era sus maestros', según Hunt… 
Antes de sus arrestos en el parque, [los dos cuidadores adultos] le había dicho a policía que ellos eran maestros de Washington 'transportando a estos niños a México a una escuela para niños super dotados', según Hunt. Cuando policía les preguntó a los hombres dónde estaban las madres de los niños, se les dijo que que ellos estaban destetándose de sus madres.
Casi siete años antes que la prensa revisara el caso The Finders, con la repetición proporcionada por US News y World Report. la extraña saga de The Finders habría desaparecido para siempre si no es por los rumores que rodearon el caso que simplemente no parecían marcharse. Estos rumores fueron emitidos en un reportaje de US News de la siguiente manera:
Una de las preguntas aún sin responder involucra afirmaciones que The Finders están, de alguna forma, conectados con la Agencia Central de Inteligencia, CIA. Documentos del Servicio de Aduanas revelan que en 1987, cuando agentes de Aduanas buscaron examinar la evidencia requisada por la policía de Washington, D.C., les dijeron que la investigación de The Finders "'se había vuelto una materia interna.' 
  
El informe policial en el caso había sido clasificado secreto. Incluso ahora, Ta policía de Tallahassee se lamenta del manejo de la investigación del grupo The Finders por policía de W.D.C.. 'Ellos dejaron caer este caso', dice un investigador de Tallahassee, 'como una piedra caliente.' La Policía de D.C. no hará comentarios sobre la materia. Por parte de la CIA, funcionarios describen las afirmaciones sobre los lazos entre la agencia de la inteligencia y The Finders como 'basura', quizás el resultado de un simple lío con policía de W.D.C.. La única conexión, según la CIA,: Una empresa que proporcionó cursos de computación a funcionarios de la CIA también empleaba a varios miembros de The Finders. 
Debería probablemente, hacerse notar aquí, que la empresa que proporcionó el entrenamiento a funcionarios de la CIA, no empleó simplemente a varios miembros de The Finders, sino que parece haber sido, de hecho, una subsidiaria de  propiedad total de la organización The Finders. También debe indicarse que la CIA no hace, como regla  general, asignaciones de entrenamiento de sus funcionarios a contratistas externos, a menos que, es decir, la empresa 'privada' utilizada en tal capacidad sea un frente de la CIA. En el último párrafo del informe de US News, se revelan conexiones más intrigantes a Langley: "el interés de la CIA en The Finders puede provenir del hecho que la última esposa [del líder del grupo Marion Pettie] trabajó una vez para la agencia y que su hijo trabajó para una empresa de la CIA, 'Air América'". Aparte de reconocer éstas conexiones de la CIA, entonces extensamente conocidas (en Washington), los reporteros de US News hicieron su mejor papel para enterrar esta noticia de The Finders de una vez por todas:
El caso tiene ahora casi siete años de antigüedad, pero las materias que rodean a un misterioso grupo conocido como The Finders curiosamente, crece cada vez más. 
  
A principios de febrero de 1987, un anónimo informante en Tallahassee, Florida, Hizo una llamada telefónica a la policía. "Dos hombres bien vestidos" parecían estar 'vigilando' a seis niños desgreñados y hambrientos en un parque local, dijo el informante. Los policía fueron tras el caso como sabuesos, por lo menos al principio. Los dos hombres fueron identificados como miembros de The Finders. Ellos fueron acusados de abuso infantil en Florida. En Washington, D.C., la policía y los agentes del Servicio de Aduana norteamericanos hicieron una incursión en un edificio de departamentos dobles y en una bodega de almacenaje conectada al grupo. 
  
Entre la evidencia requisada - había instrucciones detalladas sobre como obtener niños para propósitos desconocidos y varias fotografías de niños desnudos. 
  
Según un memorándum del Servicio de Aduanas obtenido por US News, una fotografía parecía 'acentuar los órganos genitales del niño'.  Mientras más sabía la policía sobre The Finders, más raros parecían: Hubo sugerencias de abuso infantil, Satanismo, trafico de pornografía y matanza ritual de animales. 
  
Sin embargo, ninguno de las denuncias fue alguna vez probadas. Los cargos de abuso infantil  contra los dos hombres en Tallahassee se desecharon; los seis niños fueron eventualmente devueltos a sus madres, aunque en el caso de dos, la corte fijó condiciones. En Washington, D.C., la policía comenzó a retirarse de la investigación de The Finders. Las prácticas del grupo, dijo la policía, eran excéntricas - no ilegales. 
El artículo cerraba con una queja, "algunos de los rumores pueden durar un tiempo horriblemente largo". De hecho ellos pueden durar, aunque ellos han tenido que circular fuera de los medios de comunicación que nunca han mencionado nuevamente el caso. Eso no significa, sin embargo, que no exista información adicional disponible sobre el asunto. Tal como los reporteros de US News indicaron en su reporte, existe un cierto memorándum del Servicio de Aduanas que fue escrito en el momento de la investigación original en 1987. Como ese documento estaba en las manos de los reporteros de US News en el momento que la noticia fue escrita, que prontamente reconocieron, sería lógico continuar  que cualquier información pertinente contenida en ese memo, se habría informado fielmente. Y tal como sabemos, US News concluyó: "ninguna de las denuncias fue alguna vez demostrada". Aún más,  podría ser instructivo repasar el documento para ver qué tipo de prácticas "excéntricas - no ilegales" eran aquellas que el grupo estaba envuelto.  
El memorándum en cuestión, es realmente una serie de informes que fueron escritos por el Agente Especial del Servicio de Aduanas norteamericano, Ramón J. Martínez. En las propias palabras del funcionario, esto es lo que él observó mientras participaba en la investigación: 
El jueves 5 de febrero de 1987, esta oficina fue contactada telefónicamente por el Sargento JoAnn VanMeter del Departamento de Policía de Tallahassee, División Juvenil. El Sargento VanMeter pidió ayuda para identificar a dos varones adultos y a seis niños menores entre dos y siete años. 
  
Los varones adultos fueron identificados tentativamente por TPD como Michael Houlihan y Douglas Ammerman, ambos de Washington, D.C. que fueron arrestados el día anterior bajo los cargos de abuso infantil. 
  
La policía había recibido una llamada telefónica anónima en relación a dos hombres blancos bien-vestidos, de traje y corbata en Myers Park, (Tallahassee), aparentemente mirando a seis niños sucios y descuidados en el área de juegos. Houlihan y Ammerman estaban cerca de una camioneta Dodge azul, año 1980, con una placa de Virginia número XHW-557, el de la cual fue descrito después como fétida, lleno de mapas, libros, cartas, con un colchón situado en la parte trasera de la camioneta que parecía ser usada como una cama, la apariencia global de la camioneta dio la impresión que todas, las ocho personas, estaban viviendo en ella.  
Los niños estaban cubiertos de picaduras de insectos, estaban muy sucios, la mayoría de los niños no tenían ropa interior y no se habían dado un baño durante muchos días. 
Los hombres fueron arrestados y acusados de múltiples cargos de abuso infantil y fueron llevados a la cárcel del condado León. Una vez en custodia los hombres fueron algo evasivos en sus respuestas a la policía con respecto a los niños y sólo declararon que ellos eran los maestros de los niños y que todos estaban en ruta a México para establecer una escuela de niños superdotados… 
  
El Servicio de Aduanas de EEUU fue avisada porque los policías involucrados en el caso sospecharon que los adultos podrían estar envueltos en pornografía infantil y sabían que el Servicio de Aduanas tenía una red de investigadores en pornografía infantil y sabían además de la existencia de la Unidad de Pornografía y Protección Infantil. El funcionario de SS/A [Social Security Administration] Krietlow declaró que los dos adultos eran dos varones blancos bien vestidos. Ellos tenían en custodia a seis niños blancos (niños y niñas), de entre tres a seis años. Los niños se observaban pobremente vestidos, con moretones, sucios y comportándose como animales salvajes en un parque público de Tallahassee... SS/A [Social Security Administration] Krietlow fue más allá indicando que los niños eran incapaces de conocer las funciones deteléfonos, televisores y el uso del toilet, los niños afirmaron que no se les permitía vivir bajo techo y que recibían solamente alimento como recompensa … 
  
Al avisar al detective  Bradley, supe que había comenzado una investigación en las dos direcciones proporcionadas por el departamento de policía de Tallahassee durante diciembre de 1986. Un informante le había dado información con respecto a un culto, conocido como 'The Finders' que operaban varios negocios desde una bodega de almacenaje localizada en 1307 4th St., N.E., y se suponía que estaba alojando niños en el 3918/3920 St. de W, N.W. La información fue específica en describir 'rituales de sangre' y orgías sexuales involucrando niños y un asesinato, aún no resuelto, en que The Finders pueden estar involucrados. Con la información proporcionada por el informante, el detective Bradley  fue capaz de comparar algunos de los niños en Tallahassee con los nombres de los niños que se sabía o se suponía estaban en manos de The Finders. Además, Bradley pudo comparar el tentativo ID [identification] de los adultos con los miembros conocidos de The Finders. Yo estaba junto a él mientras Bradley consultaba con AUSA [Assistant United States Attorney] Harry Benner y obtuvo una orden de búsqueda para los dos sospechosos. Aconsejé la acción a SS/A Tim Halloran y de mi intención a acompañar a MPD en la ejecución de las garantías, recibí su permiso, y me uní a SS/A Harrold acompañando al equipo que fue a 1307 4th St., y luego fui a 3918/20 W St.
Durante la ejecución de la orden en 3918/20 W Street,  pude observar y acceder a todo el edificio completo... había varios asuntos en las premisas. Solamente uno fue juzgado de estar conectado con The Finders. [esto] estaba localizado en un cuarto equipado con varias computadoras, copiadoras y numerosos documentos. El examen superficial de los documentos revelaba detalladas instrucciones para obtener niños para propósitos no especificados. Las instrucciones incluían la fecundación de miembros hembras de la comunidad conocida como The Finders, comprar niños, traficar y el secuestro. Había mensajes de télex que usaba número de cuenta MCI entre un terminal de computadora que se creyó se encontraba localizado en el mismo cuarto y otros localizados a través del país y en locaciones en el extranjero. Uno de tales télex pedía la compra de dos niños específicamente en Hong Kong, debían ser colocados allí a través de un contacto en la Embajada china. Otro télex expresaba el interés en la situación del 'secreto bancario'. Otros documentos identificaban interés en transferencia de alta tecnología al Reino Unido, numerosas propiedades bajo el control de The Finders, un sutil interés en terrorismo, explosivos y evasión de fuerzas de la ley. También se encentraba en el 'cuarto de computación' un resumen detallado de los eventos rodeando el arresto y la aprensión de los dos adultos y los seis niños la noche anterior en Tallahassee. Había también un set de instrucciones que parecían ser que parecía ser trasmitido vía una red de la computadores que aconsejaba a los participantes a mover 'los niños' y mantenerlos en movimiento a través de las diferentes jurisdicciones, e instrucciones en cómo evitar llamar la atención policial 
  
[…] 
  
El viernes, 2/6/87, me encontré con el detective Bradley en el almacén de la calle 4, N.E. aconsejé debidamente a mi supervisor de grupo suplente , SS/A Don Bludworth. Se me concedió acceso ilimitado nuevamente a los locales. Pude observar numerosos documentos que describieron la conducta sexual explícita entre los miembros de la comunidad conocido como The Finders. También vi una gran colección de fotografías de personas no identificadas. Algunas de las fotografías mostraban personas desnudas, se cree que son miembros de The Finders. Había numerosas fotografías de niños, algunos desnudos, por lo menos una de las cuales era una fotografía de un niño 'en exhibición' y parecía acentuar los órganos genitales del niño. Yo sólo pude examinar una cantidad muy pequeña de las fotografías en ese momento. Sin embargo, uno de los funcionarios me presentó un álbum de fotografías para que le revisara. El álbum contenía una serie de fotografías de adultos y niños vestidos con sábanas blancas que participaban en un 'ritual de sangre.' El ritual estaba centrado alrededor de la ejecución de por lo menos dos cabras. Las fotografías retrataron matar luego destripar, desollar y desmembrar las cabras a  manos de los niños. Esto incluyó la extirpación de los testículos de una macho cabrío, el abrir una cabra hembra para mostrar el 'útero' y el 'bebé dentro del útero' y la presentación de la cabeza de una cabra a uno de los niños. 
  
Inspección posteriores de las locaciones descubrieron numerosos archivos que relacionados con las actividades de la organización en diferentes partes del mundo. Locaciones que observé como sigue: Londres, Alemania, Bahamas, Japón, Hong Kong, Malasia, África, Costa Rica, y 'Europa.' Había también un archivo identificado como 'Palestina.' Otros archivos fueron identificados por el nombre del miembro o el nombre del 'proyecto'. Los proyectos que parecen ser operado para propósitos comerciales bajo los nombres de frentes de The Finders. Había un archivo titulado 'Ingreso al Pentágono' y otros que se refieren a miembros que operan en países extranjeros. No observado por mí pero relatado por un funcionario de MPD eran los archivos de inteligencias de familias privadas no relacionadas con The Finders. El proceso emprendido parece haber sido una respuesta sistemática a los anuncios de los periódico locales por niñeras, tutores, etc. Un miembro de The Finders respondería y recogería tanta información como sea posible sobre los hábitos, identidad, ocupación, etc., de la familia. El uso que se daría a esta información todavía es desconocido. Había también una gran cantidad de datos coleccionados en varias organizaciones de cuidado infantil. El almacén contenía una gran biblioteca, dos cocinas, un sauna, una bañera con agua caliente y una 'sala de videos'. La sala de videos parecía estar preparada como un centro de adoctrinamiento. También parecía que la organización tenía la capacidad para producir sus propios videos. Había lo que parecía ser un área de entrenamiento para los niños y lo que parecía ser un altar ubicado en el área residencial de la bodega. Se localizaron muchos frascos de orina y excrementos en esta área.
Contrariamente a las afirmaciones de US News , la ejecución de una organización terrorista internacional especializada en el tráfico de niños es definitivamente mucho mas que "excéntrica." A menos que, la organización que realiza el trafico sea dirigida por la Agencia Central de Inteligencia de EEUU. El líder del grupo, Marion Pettie, entregó una luz adicional  en sus no-conexiones con la CIA en una entrevista con Steamshovel Press en 1998. 
Haciendo un recuento de la historia de su grupo, Pettie recordó: "Yendo atrás, a la Segunda Guerra Mundial, mantuve una casa de puertas abiertas en Washington, principalmente para personas de las inteligencias. Personas de la OSS pasaban por allí, cosas como esas". Pettie no fue, fíjese, un recurso de inteligencia en si mismo. De hecho, él ha pasado toda su vida sirviendo como un contra-espía. Como un ciudadano privado, él ha asumido el trabajo de supervisar a la agencia. En cuanto a su esposa, Pettie afirma que él la envió "como una espía, para espiar en la CIA para mí. Ella estaba muy contenta sobre esto, feliz de decirme todo lo que ella averiguó. Estaba en un lugar importante, usted sabe, con los archivos y ella podía averiguar cosas para mí." Probablemente, lo mismo se aplica al hijo de Pettie. 
Pettie resume su relación con la CIA reconociendo que "hay algunas conexiones, pero no conmigo personalmente." Bastante interesante sin embargo, el grupo que afirmaba no tener ninguna conexión directa con la comunidad de la inteligencia que eran bastante obvias, tenía personas muy poderosas dentro de esa comunidad que lo protegían. Tal como la parte final del memo del Servicio de Aduanas lo revelan:
El jueves 5 de febrero de 1987, El Agente Especial Mayor, Harrold y yo, ayudamos al Departamento de Policía Metropolitano de Washington D.C. (MPD) con dos órdenes de búsqueda que involucraban la posible explotación sexual de niños. Durante el curso de la búsqueda, se descubrieron numerosos documentos qué parecían tener relación con el trafico internacional en niños, el traslado del alta tecnología al Reino Unido y traslado internacional de dinero. 
  
El 31 de marzo de 1987, contacté al Detective Jim Bradley del MPD [Metropolitan Police Department] de Washington DC. Me reuniría con el Detective Bradley para revisar los documentos requisados en las dos órdenes de búsqueda ejecutadas en enero de1987. La reunión tuvo lugar el 2 o 3 de abril de 1987.
El 2 de abril de 1987, llegué al MPD aproximadamente a las 9:00 de la mañana. El Detective Bradley no estaba disponible. Hablé a una tercera persona que estaba deseosa de discutir el caso conmigo  en una estricta base "off the record". 
  
Me avisaron que todos los datos del pasaporte se habían enviado al Departamento de Estado para su investigación. El Departamento de Estado, a su vez, le avisó al MPD que todo, los viajes y uso de los pasaportes por sus titulares estaban dentro de la ley y que no se tomarían acciones. Esto incluía viajes a Moscú, a Corea del Norte y a Vietnam del Norte desde finales de los años 50 hasta mediados de los setenta. 
  
El individuo me indicó más allá, de circunstancias que indicaban que la investigación en la actividad de The Finders se había transformado en materia interna de la CIA. El informe de MPD ha sido clasificado como SECRETO y no está disponible para ser revisado. Me indicaron que el FBI se había retirado de la investigación varios semanas antes y que la División de Contra Inteligencia Exterior del FBI le había ordenado al MPD no derivar ninguna información a la Oficina de Campo del FBI en Washington.  
El arresto inicial de The Finders en Tallahassee, pasó casi completamente inadvertido por los medios de comunicación. Así también sucedió con otro arresto en ese mismo estado en agosto del 2000, poco antes que florida ganara la nueva fama como la tierra de 'papeles colgantes'.  El hombre arrestado fue Wayne Camolli y la acusación fue de estar operando un sitio de pornografía infantil en línea. Los Ángeles Times informaron que la casa en Pam West Beach en que Camolli fue arrestado, no diferente de las camionetas de The Finders, "estaba llena con tanta basura pudriéndose, desechos y excrementos de gato, que los agentes tuvieron que pedir prestadas máscaras de oxígenos y trajes de materiales riesgosos del departamento de Bomberos del Condado para llevar a cabo la búsqueda." Requisados en la búsqueda fueron numerosos vídeos y una computadora. Lo que hace el arresto de Camolli de importancia aquí es que, como el Times indicó, fue comenzado por la policía que "investiga el caso de asesinato de pedofilia más notorio de Bélgica". Parece que Camolli tenía conexiones muy íntimas con "Félix DeConinck, un sospechoso en el secuestro y agresión de una muchacha de 14 años de edad... [y] DeConinck tenía a su vez, conexiones con Marc Dutroux." 
Y así es como nosotros terminamos justamente en donde empezamos, con el caso de la 'Bestia belga.' El breve informe de Times cerró con estas palabras: "Los oficiales norteamericanos no podrían clarificar la conexión entre DeConinck y Dutroux, pero dijeron que ellos eran parte del mismo 'la misma investigación por asesinatos, pornografía infantil y agresión infantil". Es difícil que l prensa vuelva alguna vez a revisar el caso de Wayne Camolli,  Eficazmente , el articulo de Los Ángeles Times desapareció rápidamente de los archivos en línea del periódico. Como con tantos otros casos, las palabras finales del memorándum del Servicio de Aduanas norteamericano en la investigación de The Finders mantendrán probablemente también el mismo epitafio para este caso:  
No hay más información disponible. No se realizarán más acciones. 
El Guardián informó en enero del 2001que Interpol, la agencia de policía internacional, "ha estado de acuerdo en preparar una biblioteca electrónica de víctimas sexuales infantiles en su oficina principal en Lyon, Francia". Las primeras imágenes que serían procesadas en esa base de datos, eran las 750,000 fotografías requisadas por las autoridades británicas en las búsquedas de Wonderland. En abril del 2003,The Register de Bretaña informó que el Departamento de Justicia norteamericano estaba preparando una base de datos aun más grande: 
Un enorme sistema de base de datos diseñado para encontrar a niños sexualmente abusados está bajo desarrollo en EE.UU.… El Programa de Identificación de Víctimas Infantiles del Departamento de Justicia norteamericano, incluirá un catálogo de miles de fotos ilícitas requisadas de los sospechosos y recolectadas de la Web. Esto podría hacer al Departamento de Justicia, "el dueño de la colección más grande del mundo de pornografía infantil", informa AP.
Según ese informe de AP, los investigadores de pornografía infantil de varios países habían contribuido ya con imágenes para la base de datos, tal como lo hicieron "el FBI, el Servicio Secreto, Servicio de Inspección Postal y grupos anti explotación infantil. La meta es para el sistema "incluir eventualmente la mayoría de las fotografías ilícitas circulando en Internet." Un avanzado software de reconocimiento de imagen se utilizará en un intento para comparar e identificar a  los niños en las imágenes fotográficas, lo cual hará, tal como The Register lo indicaba, hacer más fácil identificar y localizar a los niños sexualmente abusados". Ése es ciertamente un desarrollo alentador, si es que,  representa un sincero esfuerzo del personal de la justicia de recoger evidencias contra las redes de explotación infantil y ayudar a las físicamente y emocionalmente destrozadas víctimas.  
Sin embargo, podría perseguirse también, un objetivo muy siniestro. La Investigadora Arlene Tyner que ha usado una cantidad considerable de tiempo entrevistando y escribiéndose con las víctimas de operaciones de Control Mental, indicó en un artículo del Probe Magazine que algunas de estas víctimas "fueron entregadas a Doctores militares/CIA por padres pedófilos u otros parientes sexualmente abusivos. Oficiales de la CIA también chantajearon a miembros familiares conocidos de producir 'Kiddie porno" para ganar control de sus ya agredidos  y psicológicamente fragmentados niños".  Está ciertamente dentro del abanico de posibilidades que la pornografía infantil de alto perfil que ha incursionado en los recientes años, la cual, invariablemente a producido relativamente pocos arrestos y aun menos prosecuciones y sentenciados, no esté pensada para castigar a los victimarios, sino para identificarlos y comprometerlos. Y no es inconcebible que la base de datos que se está compilando se utilizará como algo así como una lista de reclutamiento para identificar a esas personas que ya han sido 'pre-condicionadas', por así decirlo, para futuras operaciones de Control Mental.
Una cosa puede decirse con certeza sobre los miles de víctimas de la pornografía infantil y de las redes de prostitución infantil hoy en día: en algún momento, muchos de ellos saldrán para contar horribles historias sus agresiones en la niñez. Ellos hablarán de actos depravados cometidos contra niños que son tan acerca de que son tan atroces  que casi están más allá de la comprensión humana. Y con todo, tan difícil de creer serán sus relatos, como difícil será que sean documentadas por las imágenes guardadas en los computadores de Interpol y del Departamento de Justicia norteamericano. 
¿Pero cuántas de estas víctimas serán creídas? 
REFERENCES
173.  Bouchard, Joseph E., Ed Bruske, Mary Thorton, John Harris and Linda Wheeler “Officials Describe 'Cult Rituals' in Child Abuse Case,” Washington Post, February 7, 1987
174.   Davies, Nick and Jeevan Vasager “Global Porn Ring Broken,” Guardian, January 11, 2001
175.   Gumbel, Andrew “Child Psychiatrist Who Developed the Theory of Parental Alienation Syndrome,” Independent, May 31, 2003
176.  Landsberg, Michelle “Incest: Stop the Nonsense and Get to the Difficult Truth,” The Toronto Star, February 4, 1996
177.  Leyden, John “US Gov. Builds Huge Child Porn Database,” The Register, April 14, 2003
178.  Martinez, Ramon J. “Report of Investigation,” United States Customs Service Documents, February 7, 1987; February 12, 1987; April 13, 1987
179.  Thomas, Kenn and Len Bracken “The Finders' Keeper,” Steamshovel Press, Issue #16, 1998
180.  Tyner, Arlene “Mind Control Part 3: The Blowback Effect of Brain Tampering,” Probe Magazine, July-August, 2000
181.   Witkin, Gordon, Peter Cary and Ancel Martinez “Through a Glass, Very Darkly,” U.S. News and World Report, December 27, 1993 - January 3, 1994
182.  "Belgian Porn Scandal Leads to Florida Raid,” Los Angeles Times, August 15, 2000
183.   “Child Porn Database to Help Find Victims,” Associated Press, April 5, 2003.
1 The network was so named in honor of Lewis Carroll’s revered children’s book, Alice’s Adventures in Wonderland. Carroll, whose real name was Charles Lutwidge Dodgson, was widely known to have a predilection for underage girls and boys, and is now something of a patron saint of pedophiles around the globe.  A concerted effort has been made over the decades to cover up Carroll’s pedophilic tendencies, but the truth is evident even in the heavily whitewashed profiles of him that can be found in modern encyclopedias. “Always a friend of children, particularly little girls, Carroll wrote thousands of letters to them,” notes Microsoft’s Encarta, adding that Carroll “gained an additional measure of fame as an amateur photographer. Most of his camera portraits were of children in various costumes and poses, including nude studies.” A New York Times report from August 1998 states: “Dodgson exhibited a lifelong affection for little girls, seeking them out not only to enjoy their company and tell them stories, but also to photograph them, at times naked. His university colleagues thought this bizarre.” The Times also noted that the mother of Alice Liddell, the pre-pubescent girl that inspired Carroll’s most famous book, had banned Carroll from the Liddell home by the time the book was published. The Encyclopaedia Britannica reports that Carroll’s photographic hobby was abandoned in 1880, but dismisses suggestions that “this sudden decision was reached because of an impurity of motive for his nude studies.” Carroll’s interest in child sexuality certainly hadn’t diminished; as the NY Times reported, “[Carroll] remained attached to his ‘child friends’ after giving up photography, even sketching some naked girls as late as 1885.” Britannica also notes that Carroll - who was raised in an environment where there were “few friends outside the family,” and who was ordained a deacon in the Church of England on the winter solstice of 1861 - generally lost interest in his child ‘friends’ when they reached the age of twelve. Wonderland is also the name of the quarterly publication of an organization calling itself the Lewis Carroll Collector’s Guild, which bills itself as a “voluntary association of persons who believe nudist materials are a constitutionally protected expression and whose collective interests include pre-teen nudes.” As Gordon Thomas has noted, “in Wonderland the ‘delights’ of ‘transgenerational sex’ pepper the pages.” Such is the legacy of the man whose literary works are peddled to our children.
2 Some other interesting facts about Dark emerged from the Esquire profile, such as that he was raised by a Satanist father, who “used to read to Gregory from the works of Aleister Crowley, the noted occultist, when Gregory was very young.” His father’s collection of “black magick” books is one of Dark’s most cherished possessions. Also revealed was that Dark is a master manipulator, as he candidly admitted to his interviewer: “And the thing is, I like manipulating people. I’m comfortable manipulating people. I’m good at it.” Junod added that, during Dark’s porno days, he “asked people to do things … curious things … and they did them.” Such is the nature of the man who helps craft the images of America’s teen sex symbols and market them to millions of pre-teen fans. Britney Spears later revealed to Esquire an interesting detail of her family life: “… when I was thirteen years old, I used to walk around my house completely naked … My family just always walked around the house naked. We were earthy people.”
3According to the publication Only in Russia, globalization has been accompanied by another dramatic rise: “In an already crime-ridden country, Russia’s Interior Ministry has identified yet another malefactor to be dealt with – the Devil. Deputy chief of the Ministry’s Main Crime Directorate, Alexsander Greshanin, informed the press on February 3 [2003] that a special department has been set up to investigate the activities of Satanist sects. He said that the Ministry was very worried by the country’s descent into the ways of black magic and devil worship, adding that Satanists often conduct ritual sacrifices and, in some cases, their activities involve serious crimes like murder or grievous bodily harm.” The tone of the article was decidedly skeptical.
4 The United Nations Children’s Fund (UNICEF) released a report on July 30, 2003 that declared that 1.2 million children are trafficked every year, creating a $10 billion a year industry. The report’s authors concluded: “Trafficking is a truly global problem, affecting all countries everywhere.”
5 DiGenova served in 1975-1976 as counsel to the Senate Select Committee on Intelligence, commonly referred to as the Church Committee. He later served as U.S. Attorney under President Ronald Reagan. During that time, and after purportedly leaving government service for private practice, he frequently attended Spence’s parties. In December 1988, he accompanied Spence on a business trip to Japan. Toensing, diGenova’s wife, is a former deputy assistant attorney general for the Justice Department and a former chief counsel for the Senate Select Committee on Intelligence (1981-1984). Both were investigated for their close links to Craig Spence. Both later made almost daily appearances on cable newscasts as shrill proponents of the Clinton impeachment proceedings.
6 Vinson later reportedly married Dr. Diane Shafer, who was appointed to fill the Mingo County coroner position that he had once held. Shafer had previously been convicted of bribery in Kentucky. Her appointment came just after the reversal of the appointment of Gerald Chafin, a mortuary owner and former Mingo County Sheriff who had twice been indicted on federal wiretap charges.
7 Barron’s Dictionary of Medical Terms defines necrophilia as a “morbid liking or desire for dead bodies, esp. the desire to have sexual contact with a dead body.” Bestiality is defined as “sexual involvement of a human with an animal.” Coprophilia is defined by The American Heritage Dictionary of the English Language as “an abnormal, often obsessive interest in excrement, especially the use of feces for sexual excitement.”
(McGowan es el autor de 'Descarrilando la Democracia y Comprendiendo la palabra-F' y también es el administrador del sitio web "Centro para una Norteamérica Informada")

No hay comentarios: